Elementos y componentes del hormigón

Uno de los aspectos fundamentales para conseguir una obra resistente en el tiempo y con acabados de calidad son los materiales de construcción que se emplean en ella. Es por eso que el hormigón es uno de los materiales más empleados en construcción, ya que ofrece una serie de cualidades beneficiosas para este tipo de estructuras. Además de ser uno de los materiales de construcción más conocidos y utilizados en todo de tipo de infraestructuras y zonas geográficas, es uno de los materiales más complejos en cuanto a su composición. A continuación, trataremos más a fondo los elementos que forman el hormigón y las características de estos.

Elementos y componentes del hormigón

¿Qué es el hormigón, cómo se elabora y dónde se puede aplicar?

Es un material de construcción de apariencia arenosa, ya que contiene piedras pequeñas que dan un efecto granulado a la argamasa elaborada de la mezcla de  agua, cemento y arena. El hormigón es utilizado en todo tipo de construcciones,, desde viviendas, o elementos prefabricados, a grandes infraestructuras como puentes. Es un material muy resistente, tanto a tracción con tensores como a fuerzas de compresión gracias a los armados. Asimismo, es muy versátil y fácil de manipular antes de su fraguado. Tampoco necesita calor durante su fabricación y sus materiales componentes son fáciles de encontrar. Destaca por su durabilidad en el tiempo y por su buena adherencia a elementos metálicos como el acero.

Elementos que componen el hormigón

Para elaborar el hormigón, uno de los elementos clave es el componente árido. Este hace referencia a rocas de características concretas de tamaño, granulado, composición química y mecánica. Este componente granulado supone entre el 65 y el 75% de la masa. Otro elemento necesario es la pasta hidráulica conglomerante, es decir el cemento unido con cal y arena, que puede abarcar hasta el 15% más otro 15 o 20 % de agua, elemento necesario para mezclar la pasta. Por último, se puede añadir otros aditivos extras como fibras resistentes, anticongelantes o fluidificantes. También se debe tener en cuenta el aire ocluido necesario para fraguar el hormigón, que suele ser apenas un 2 % de la mezcla total.

Sin duda el hormigón es uno de los materiales de construcción más fascinantes por su resistencia y versatilidad, pero también por su peculiar forma de elaboración y composición. Todos los elementos que forman el hormigón aportan cualidades particulares a este material, por lo que son aditivos imprescindibles para conseguir un buen hormigón y, por tanto, una construcción de calidad con acabados pulidos y duraderos. Para saber más acerca de construcciones, áridos y plantas de hormigón visita nuestra web especializada. Encontrarás información de primera mano gracias a nuestros trabajadores profesionales y veteranos en el sector de la construcción.

Sin comentarios

Añadir un comentario