Cuidados del hormigón en invierno

Colocar el hormigón en invierno es una tarea a la que hay que prestar especial cuidado. Esto se debe a que este tipo de aplicación en climas fríos puede dañarse y no terminar sirviendo para nada.

Debemos tener en cuenta que si las temperaturas no están por debajo de los cero grados no significa que actúe en condiciones óptimas, ya que su resistencia se irá desarrollando de forma más lenta en comparación con los meses donde existe mayor temperatura.

Cuidado del hormigón en invierno

Es importante conocer que los consejos que se van a reflejar a continuación son prácticos en trabajos de pequeñas o medianas dimensiones.

Lo primero de todo es saber que existen dos temperaturas diferentes para tener en cuenta a la hora de trabajar con el hormigón con bajas temperaturas. Estas dos temperaturas son, por un lado, la correspondiente al aire del ambiente y, por otro lado, la que tenga el hormigón en sí.

  • Si el hormigón se enfría a una temperatura inferior a los cero grados, el agua se congelará en la mezcla. Esto hará que el hormigón no sirva para nada y tenga que eliminarse.

  • Si el hormigón se mantiene a una temperatura igual o superior a 5 grados, las bajas temperaturas harán que su desarrollo sea más lento, pero igualmente cumplirá su función.

  • Cuidados del hormigón en invierno

Precauciones con el hormigón según la temperatura

La severidad del clima establece el tipo de precaución que se debe llevar a cabo a la hora de aplicar hormigón bajo estas condiciones. Se pueden dividir en tres categorías, todas ellas relacionadas con el hormigón en climas fríos.

  • Temperatura inferior a 5 grados sin heladas

Si las temperaturas están por debajo de los 5 grados y, además no existen riesgos de heladas, el hormigón no corre peligro de dañarse de forma permanente. Eso sí, tardará más en desarrollar su resistencia. Es vital que no se elimine muy pronto el encofrado, ya que puede poner en riesgo de caída a las esquinas y las arrugas. Se puede mejorar la ganancia de resistencia a través de la aplicación de más contenido de cemento en la mezcla.

  • Leve escarcha en la noche

Es muy importante evitar que el hormigón llegue a congelarse; por eso, es vital que el hormigón recién echado se proteja de forma inmediata. La temperatura a la que debe entregarse el hormigón es a 5 grados. Si esto no es posible, hay que decidir entre protegerlo de la mejor forma posible o proceder al hormigonado. La mejor protección sería la de las mantas antihielo y el encofrado aislado.

  • Fuertes heladas

Las precauciones que deben tomarse en estas condiciones climatológicas son principalmente las de calentar agua para subir la temperatura del hormigón a más de 5 grados, y retrasar el hormigonado en caso de que no haya agua caliente disponible.

Sin comentarios

Añadir un comentario