¿Qué es y para qué se utiliza el hormigón con fibras de refuerzo?

El hormigón con fibras es una tipología de hormigón compuesto por cementos hidráulicos, aditivos y fibras de refuerzo de diferentes materiales. Estas fibras se agregan al producto durante el amasado, con el objetivo de mejorar las prestaciones del hormigón, aumentar la capacidad de la estructura y alargar su vida útil.

Los tipos de hormigón reforzado con fibras

Existen diferentes tipos de hormigón reforzado, según el material del que se compone la fibra:

- Fibras de acero: consisten en pequeñas tiras de alambres metálicos que se mezclan con el hormigón, aportando resistencia y durabilidad.

- Fibras de vidrio: el hormigón se mezcla con numerosas fibras de vidrio muy finas, que presentan una gran capacidad aislante.

- Fibras de carbono: consisten en fibras compuestas de átomos de carbono, con un diámetro de entre 5 y 10 micrómetros. Estas fibras se mezclan con polímeros o grafito para formar compuestos de carbono reforzado, mejorando sus prestaciones.

- Fibras de polipropileno (PFR): se trata de una fibra sintética convertida en propileno y con múltiples aplicaciones. Este material presenta una gran resistencia química, es muy duro y resistente al calor.

- Fibras de poliéster: consisten en microfibras y macrofibras de poliéster, un material con gran plasticidad y tenacidad.

- Fibras naturales: consisten en fibras obtenidas a partir de fuentes vegetales, animales o minerales. Algunos ejemplos son el cabello, la madera, la paja, la caña de azúcar o el plátano.

- Fibras de celulosa: estas fibras se obtienen de la corteza o las hojas de las plantas y otros materiales de origen vegetal. Normalmente, se utilizan como refuerzo de otro tipo de fibras.

Las ventajas del hormigón reforzado mediante fibras

- Agregar fibras al hormigón aumenta la resistencia a la tracción y abrasión del hormigón simple, alargando la durabilidad de la estructura.

- Las fibras aumentan la plasticidad del hormigón, evitando que se produzcan agrietamientos y mejorando la capacidad de corte.

- Reforzar el hormigón reduce su impermeabilidad, mejora su resistencia a la congelación y descongelación, y aumenta sus capacidades aislantes.

- Las fibras aumentan la cohesión de la mezcla, lo que permite bombear hormigón a largas distancias.

- Las fibras reducen la segregación y el sangrado.

Que es y para que se utiliza hormigón con fibras

Las aplicaciones del hormigón con fibras de refuerzo

Las ventajas que ofrece el hormigón reforzado en comparación al hormigón simple lo convierten en el material ideal para múltiples áreas de aplicación: construcción de túneles, almacenes, calles de rodaje, caminos de accesos, pistas de aeropuertos, patios de recreo, estacionamientos, etc.

Elegir el tipo de hormigón con fibras adecuado es fundamental para que este material cumpla con los objetivos propuestos. Esto dependerá principalmente del tipo de edificación, el trabajo que vaya a realizarse, las prestaciones y las capacidades que queramos mejorar. El equipo de profesionales del Grupo Núñez te asesoramos sobre todo lo que necesitas saber, sin ningún compromiso.

Sin comentarios

Añadir un comentario