Áridos en la construcción

Cuando hablamos de áridos en la construcción entendemos materiales de tipo inorgánico utilizados en la industria de la construcción. Lo cierto es que los áridos son muy empleados para la fabricación de innumerables productos de uso cotidiano. Son una de las materias primas más utilizadas y consumidas por diferentes sectores de la industria.

Es evidente que mencionar este tipo de material es hacer referencia al sector de la construcción, donde resulta muy necesario para fabricar ladrillos o para preparar mezclas de cemento y hormigón.

áridos en la construcción

Diferentes tipos de áridos en la construcción

Actualmente, existen diversos tipos de áridos útiles para el sector de la construcción y tienen diferentes aplicaciones.

Arena

Este tipo de árido es una sustancia que, principalmente, se usa mezclada con cemento. El resultado es una masa imprescindible para unir los ladrillos entre sí formando, de ese modo, los tabiques. También es muy necesaria para la fabricación del hormigón.

Normalmente, la arena es un árido no superior a los 5 mm de tamaño. Sin embargo, existen diferentes tipos de arena, que puede ser más fina o más gruesa, de miga, de río o arena viva. En el caso de la arena de río, esta contiene cuarzo, lo que la hace muy valorada. La arena viva, por su parte, contiene arcilla, por lo cual la mezcla se seca mucho antes.

La arena fina es muy utilizada para mezclarla con cemento y hacer mortero de enfoscado. La arena gruesa también se mezcla con cemento y, con ella, se obtiene la masilla denominada mortero de albañilería. En cuanto a la arena de miga, es utilizada tanto para pegar materiales como para hacer mortero con cemento.

En Grupo Núñez trabajamos con arena de 0-2 milímetros y arena de 0-4 milímetros

Grava

La grava, también conocida como gravilla, es otro de los áridos más comunes dentro del sector de la construcción. Está constituida por rocas fragmentadas de diferentes tipos y grosores. Dependiendo del grosor del grano, se puede clasificar en varios tipos.

Nosotros trabajamos con las siguientes medidas de grava:

  • La grava fina es aquella que suele tener entre 6 y 12 mm de diámetro. Esta se usa mucho para la construcción de las aceras peatonales, y también como relleno en el caso de la instalación de adoquines.
  • La grava media tiene entre 12 y 20 mm de grosor. En este caso, se trata de un material más resistente que la fina. Se utiliza para rellenar estructuras tales como suelos y drenajes, entre otras.
  • La grava gruesa es la más resistente de las tres debido a que su grosor se encuentra entre los 20 y 40 mm. Se usa para el relleno de todo tipo de construcciones, en especial aquellas que necesiten soportar grandes pesos, tales como los edificios, carreteras, piscinas, etc.

Piedra de escollera

Bloques de piedra empleados en la construcción de muros de contención y protección, denominados "Muros de escollera".

Zahorras

Por último, se denomina zahorras a los áridos no triturados, suelos granulares o una mezcla de ambos cuya granulometría es de tipo continuo .

Los áridos en la construcción son una materia prima imprescindible para el desarrollo del sector. Si deseas ampliar la información sobre este tipo de material no dudes en contactar con nosotros.

Sin comentarios

Añadir un comentario